Blog

«Casadielles» un postre delicioso

“Les Casadielles” es un postre típico Asturiano que se cree que tiene su origen en tiempos de los Astures, un pueblo recolector donde los frutos secos fueron parte de su sustento y que habitó en la cornisa Cantabria en la época preromana.

Este maravilloso y exquisito postre puede ser horneado o frito. Dentro de su relleno nos encontramos con nueces (o avellanas), azúcar y anís (o vino blanco) con forma de canuto de unos 15 cm aproximadamente y sellados con un tenedor en sus extremos.
Finalmente, envueltos en masa de hojaldre o harina de trigo.
Este postre organiza anualmente un Concurso Mundial en la Foz de Morcín.

Aquí os presentamos la receta desde la cocina de nuestra restaurante, para que disfrutéis de este postre en pareja, familia o con amig@s.

¡Esperamos que os guste y disfrutéis de nuestra receta! 😉

Ingredientes para unas 12 unidades:

– 400 gramos de harina
– 150 gramos de azúcar
– 1 copa de anís
– 1 huevo
– 1 pizca de sal
– 150 gramos de nuez picada
– 25 gramos mantequilla
– 1 taza de café pequeña de aceite
– 1 taza de café pequeña de agua
– 1 taza de café pequeña de vino blanco

RECETA:

La masa de la casadiella:

-En un recipiente hondo mezclamos el aceite, el vino y la pizca de sal y luego batimos para emulsionar.
-Añadimos el huevo batido, la mantequilla previamente derretida, y mezclamos de nuevo para añadir la harina poco a poco, hasta obtener una masa blanda.
-Extendemos la masa con un rodillo en superficie con harina, intentando que quede finita y la cortamos en 12 porciones iguales , de 15 cm aproximadamente.

El relleno:

Trituramos en trocitos pequeños (sin pulverizar) las nueces en un mortero, añadimos el azúcar, el anís y el agua poquito a poco y con cuidado de no excedernos con el liquido, para evitar añadir más nuez en caso de quedar demasiado liquido.

Paso final de “les casadielles”:

-En cada porción añadimos nuestro relleno, dejando un márgen de unos 2 cm en los extremos. Cerramos el relleno y sellamos bordes con un tenedor.
– Finalmente, en esta receta nosotros vamos a freír nuestro postre y darle un toque diferente a nuestro aceite de freír : Calentaremos con abundante aceite en una sartén la piel de limón, o una estrella de anís, o bien, una ramita de canela durante 10 minutos para luego dejarlo reposar.
– Una vez caliente, freímos (que floten) nuestras “casadielles”, controlando que no se quemen, para después rebozarlas en una bandeja con azúcar.

¡ Esperemos que os guste nuestra receta y si tenéis alguna sugerencia para nuevas recetas , porfavor dejadnos un comentario!