Blog

El Descenso Internacional del Sella

Dentro de un mes con multitud de fiestas en la región, este sábado 3 de agosto, desde las 12:00 horas, se disputa una de las pruebas deportivas más importantes, sino la más importante, de todas cuantas se celebran en el Principado de Asturias. Nos referimos al Descenso Internacional del Sella, la Fiesta de las Piraguas.

Este evento de carácter lúdico-deportivo, mezcla con gran acierto y marcado sabor asturiano la competición, con la fiesta y el folclore, y desde que se iniciara hace 83 años de la mano de su padre e impulsor, el gran Dionisio de la Huerta, ha ido creciendo progresivamente hasta convertirse en todo un referente y en uno de los eventos claves del verano en la región que cuenta con la denominación de «Fiesta de Interés Turístico Internacional».

En lo que a la parte meramente deportiva se refiere, hablamos de un descenso en piragua desde Arriondas hasta Ribadesella, con un recorrido de 20 kilómetros y en el que toman partido más de 1.200 palistas llegados de todo el mundo y divididos en distintas categorías.

Pero el Descenso del Sella es mucho más que eso. Desde la lectura del himno de las piraguas, generalmente por un personaje de renombre, la entonación multitudinaria del himno de Asturias y la espectacular salida masiva de los participantes en la que unos cepos -especialmente diseñados para el evento- liberan las palas con la intención de que todos los participantes salgan al mismo tiempo, todo en el Sella toma un cariz muy particular.

Otra de las particularidades de la prueba es la posibilidad de seguir el recorrido de la misma desde el conocido como «Tren Fluvial», ferrocarril que sigue paralelo el curso del río, y que, con sus paradas, permite que el público pueda descender y disfrutar de cerca del paso de los palistas.

Tampoco nos podemos olvidar de la indumentaria «oficial» del buen sellero: el collar de flores -que Dioniso importó de la India-, el chaleco y la montera picona ni tampoco, por supuesto, de la «folixa» (la fiesta) que durante todo el fin de semana invade tanto Arriondas como Ribadesella y alrededores.

En definitiva, una fiesta para no perderse.

Foto: Turismo Asturias (Marcos Vega)