Blog

La hoguera de San Juan

La noche de San Juan (San Xuan) es sin duda una de las fiestas populares con mayor tradición y de mayor participación de todas cuantas se celebran en el Principado de Asturias, siendo el día 24 de junio fiesta local en algunas de las localidades donde cuenta con más raigambre. Las habituales «fogueras» se extienden a lo largo y ancho de la región en la mágica noche del día 23 cuyo origen se remonta a los celtas y, probablemente, más allá.

La llegada de las hogueras, de la mano del solsticio de verano, marcan un punto de inflexión en el calendario y anuncian definitivamente la llegada del calor y la temporada de playa.

En Asturias podemos encontrar distintas formas de celebración en muchos casos vinculadas a múltiples supersticiones y leyendas de todo tipo. En el caso de Gijón (Playa de Poniente), Oviedo (Plaza de la Catedral) o Avilés (Plaza de Pedro Menéndez) las hogueras se instalan en puntos céntricos y se transforman en reuniones multitudinarias.

En diversas localidades de Asturias oriental en la noche de San Juan, las hogueras no se queman, se plantan, tal como ocurre en Balmori o Nueva (Llanes). Según afirma la leyenda, la fuente vieja de Balmori esconde doce moras, transformadas en pollitos de oro, que en San Juan recobran su forma humana y se dejan ver a los ojos de algunas personas. Y es que se dice que en esa noche son muchos los seres mitológicos que salen a la calle y pueden ser vistos por el común de los mortales.

Entre estos seres estarían las Xanas (especie de hadas del bosque) que saldrían de sus cuevas coronadas de rosas blancas bailando y cantando el nacimiento, con los primeros rayos del sol, de la flor del agua. Esta flor solo duraría un instante y traería amores al que lograra atraparla en ese momento.

Las hogueras se encuentran a lo largo y ancho de la región y, aunque en este mapa recogemos algunas de las principales, prácticamente no hay pueblo en el que no se plante la «foguera».